El presidente de EEUU, Joe Biden, revocó este miércoles las órdenes ejecutivas que pretendían prohibir las aplicaciones TikTok y WeChat en el país, bajo el mandato del exgobernante Donald Trump. Sin embargo, solicitó la apertura de una investigación para ver si existen riesgos de seguridad asociados a China.

La nueva ordenanza exige al Departamento de Comercio comenzar un análisis “riguroso y basado en evidencias” sobre las apps que recaban datos de los usuarios y cuya tecnología guarda lazos con la nación asiática.

Las órdenes de la anterior administración, de agosto de 2020, permanecen bloqueadas por ahora por decisión judicial.

En su momento el expresidente Trump llegó a exigir que la compañía propietaria de TikTok, ByteDance, vendiera su negocio en EEUU a empresas norteamericanas.