Un nuevo estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicado este lunes señala que la digitalización de los trámites reduciría la corrupción y los costos de la burocracia en América Latina y el Caribe.

El informe llamado “Fin del Trámite Eterno: Ciudadanos, Burocracia y Gobierno Digital” indica que los trámites digitales se demoran 74% menos que los presenciales y su costo es mucho más bajo.

Sin embargo, en América Latina y el Caribe todavía hay poca inversión para ofrecer servicios públicos en línea. ¿El resultado? Los ciudadanos, las empresas y la administración pública pierden tiempo, dinero y productividad.

“Completar un solo trámite lleva en promedio 5,4 horas en la región, pero en algunos países tarda más de 11 horas. Prestar trámites presenciales cuesta al gobierno hasta 40 veces más de lo que podría costar el servicio equivalente en una plataforma digital, pero actualmente sólo tres países, Brasil, México y Uruguay tienen más de la mitad de sus trámites disponibles en línea”, dice el estudio.

En la Unión Europea es posible iniciar el 81 % de los trámites en línea, mientras que en Latinoamérica solo el 7 % de las personas han realizado su último procedimiento burocrático a través de herramientas digitales.

La institución recomendó a los gobiernos de la región a eliminar procedimientos “innecesarios, redundantes u obsoletos” y destinar más recursos para facilitar el acceso a trámites digitales.

“Estas reformas permitirán impulsar la competitividad, la confianza ciudadana en el Estado y la inclusión social a través de trámites ágiles”, expresó Ana María Rodríguez-Ortiz, gerente del Departamento de Instituciones para el Desarrollo del BID.