Es pública y notoria la tensa relación que existe actualmente en Estados Unidos entre presidente Donald Trump y las principales empresas periodísticas y digitales. Los constantes ataques que desde hace ya algún tiempo ha lanzado el primer mandatario hacia estas compañías ha generado una reacción de éstas por defenderse de tales acusaciones.

En muchas oportunidades, el presidente ha expresado su descontento por el papel que han jugado las compañías del sector informático y editorial, a las que acusa de promover una campaña sistemática de desprestigio contra su gestión de gobierno, además de no cumplir con su labor informativa de manera imparcial.

Como era de esperarse, los afectados han rechazado de manera categórica tales afirmaciones, señalando que las mismas son erradas.

Recientemente fijó posición una de las voces más prominentes y destacadas del sector involucrado. Se trata de Jeff Bezos, quien en declaraciones realizadas durante un evento social en Washington, calificó de “peligrosos” el tipo de comportamiento que ha adoptado Trump en contra las empresas del sector.

Bezos, quien además de ser el hombre más rico del mundo y ser conocido como el dueño del gigante del comercio electrónico Amazon, también es propietario de The Washington Post.

Agresiones pueden erosionar la sociedad     

Bezos advirtió que los ataques del presidente contra la prensa amenazan con erosionar las protecciones y normas de convivencia social, “Es peligroso demonizar a los medios. “Es peligroso llamar escoria a los medios. Es peligroso decir que son los enemigos del pueblo”.

“Vivimos en una sociedad en la que no solo nos protegen las leyes, también nos protegen las normas (de convivencia social). Funciona porque creemos en las palabras escritas en ese pedazo de papel”, agregó el reconocido ejecutivo durante una sesión de preguntas y respuestas en una cena organizada por el Economic Club de Washington.

Indicó también que, tanto Trump como otras figuras públicas, deberían saber que serán objeto del escrutinio público y de los medios, algo que consideró “saludable”.

Estos parecen ser los primeros comentarios públicos de Bezos (a menudo blanco de ataques del presidente) contra Trump.

“Así que defiendo al Post”, dijo. “No siento la necesidad de defender a Amazon”.

Sin embargo, Bezos dio muestras de optimismo de cara al futuro y el papel de los medios indicando que no estaba preocupado por un potencial escrutinio de la compañía en la medida en que se convirtió en una importante fuerza económica.

“Somos muy robustos en este país. Los medios estarán bien”, dijo durante una conversación con el presidente del Economic Club, David Rubenstein.

“Todas las grandes instituciones de cualquier tipo serán y deberían ser examinadas, escrutadas e inspeccionadas”, añadió.

Asimismo, parafraseó a Martin Baron, editor del Post, señalando que “la administración puede estar en guerra con nosotros, pero nosotros no estamos en guerra con la administración”.