Los beneficios netos de Samsung Electronics registró en 2018 unos beneficios netos de 44,34 billones de wones (39.892 millones de dólares), un 5,12 % más que en el ejercicio de 2017.

Sólo en el cuarto trimestre del año, el beneficio neto de la empresa surcoreana bajó un 30,9 % respecto al mismo período de 2017, hasta 8,46 billones de wones (7.623 millones de dólares).

Las ventas anuales subieron un 1,75 % en 2018 comparado con el año anterior, hasta 243,8 billones de wones (219.312 millones de dólares).

El período entre octubre y diciembre pasados, las ventas de Samsung Electronics llegaron a 59,27 billones de wones (53.263 millones de euros), un 10,18 % menos que en el mismo período de hace dos años, reseñó EFE.

En cuanto al beneficio operativo, la compañía asiática indicó que el año pasado tuvo un incremento del 9,77 % respecto al ejercicio del 2017, pero una reducción del 28,69 % en el último trimestre del 2018 respecto al mismo período de 2017.

Samsung Electronics señaló en un comunicado que los resultados del cuarto trimestre se vieron afectados por una bajada en la demanda de microprocesadores.

Los datos estaban siendo bien recibidos en la Bolsa de Seúl, ya que los títulos del fabricante surcoreano tenían un avance superior al 1 % media hora después de la apertura del mercado.