Los criptoactivos llegaron para quedarse, por lo que se necesita con urgencia su regulación para proteger a los inversores y la estabilidad del panorama financiero mundial, dijo el miércoles Fabio Panetta, miembro de la junta del Banco Central Europeo (BCE).

Los criptoinversionistas sufrieron una serie de golpes este año desde el colapso del exchange FTX hasta la caída de la moneda estable TerraUSD y el declive de Bitcoin.

«Esto no es solo una burbuja que está estallando. Es como espuma: múltiples burbujas están estallando una tras otra», dijo Panetta en un discurso en Londres. «El miedo de los inversores a perderse algo parece haberse transformado en miedo a no salir».

Los criptoactivos sin respaldo son una forma de juego financiero sin ninguna función social o económicamente útil, por lo que la tarea es frustrar la actividad delictiva, proteger a los inversores modestos y salvar un sistema financiero que puede estar cada vez más entrelazado con los criptoactivos, dijo Panetta.

Incluso las monedas estables, que se supone que mantienen su valor a través de vínculos con un grupo de activos, son estables solo de nombre, dijo Panetta.

«Pero es poco probable que estos defectos por sí solos signifique el fin de las criptomonedas», dijo Panetta. «El juego es quizás la segunda profesión más antigua del mundo».

Los vínculos entre el criptomercado y el sistema financiero podrían fortalecerse, especialmente si las principales empresas tecnológicas ingresan al sector, lo que significa que se requiere una regulación urgente, indicó Panetta.

Los esfuerzos regulatorios deben dirigirse principalmente a prevenir el uso de criptoactivos para eludir la regulación financiera y proteger al sistema financiero principal de los riesgos de las criptomonedas, dijo Panetta.

Fuente: Reuters