Wells Fargo, Bank of America, JPMorgan y otros cuatro bancos de EEUU están trabajando en un nuevo producto que permitirá a los compradores realizar sus compras online y pagar con una billetera vinculada a sus tarjetas de débito y crédito.

La billetera digital será administrada por Early Warning Services, la empresa de propiedad del banco que opera el servicio de transferencia de dinero Zelle.

Este nuevo producto, que aún no tiene nombre, operará por separado de Zelle. Según un informe del Wall Street Journal, EWS quiere activar la nueva oferta en la segunda mitad del año.

Uno de los objetivos del nuevo servicio es competir con Paypal y Apple Pay.

Los bancos están preocupados por perder el control de sus relaciones con los clientes. Apple, en particular, representa una gran amenaza. El gigante tecnológico ha avanzado más en los servicios financieros y está trabajando en una cuenta de ahorros con Goldman Sachs y una oferta de pago por plazos.

Los prestamistas esperan habilitar 150 millones de tarjetas de débito y crédito. Serán elegibles los consumidores de EEUU que estén al día con los pagos, hayan usado su tarjeta en línea en los últimos años y proporcionado una dirección de correo electrónico y un número de teléfono.