En Estados Unidos está en pleno auge la utilización de los vehículos autónomos por diversas empresas y la nueva iniciativa de mercado llega de la mano de la startup AutoX que, en alianza con la empresa de comercio electrónico GrubMarket.com, anunció la puesta en marcha de un servicio de entrega de comestibles por intermedio de una aplicación de teléfonos inteligentes.

En una nota de la agencia AFP se indica que AutoX tendrá su debut en Silicon Valley con el arranque del referido servicio este mes en algunas zonas de la ciudad de San José, California.

Su socio en el proyecto, GrubMarket.com, obtiene alimentos de productores y tiendas minoristas como Whole Foods, propiedad de Amazon.

El programa piloto de entrega de comestibles y tienda móvil se lanzará en San José, luego se expandirá a las ciudades de Mountain View -sede de Google- y Palo Alto, donde se encuentra la Universidad de Stanford.

Los vehículos AutoX navegan con el respaldo de cámaras de alta resolución en lugar de los costosos sensores y dispositivos láser.

Al momento de dar a conocer la noticia, desde la plana mayor de AutoX tienen altas expectativas de crecimiento, pues a criterio de la empresa, la apuesta comercial llega como toda una novedad con el objetivo de brindar comodidades y facilitar la vida de los clientes.

“Estamos muy entusiasmados de lanzar el primer servicio autónomo de entrega de comestibles y tienda móvil en el corazón de Silicon Valley con vehículos autónomos”, dijo el fundador y director ejecutivo de AutoX, Jianxiong Xiao en declaraciones divulgadas por AFP.

“Creemos que las tecnologías de automóviles autónomos cambiarán en forma fundamental la vida diaria de las personas, para mejor”, opinó el responsable de la firma con sede en China, pero que opera en California, Estados Unidos.

La aplicación AutoX se puede utilizar para colocar pedidos de comestibles que se entregarán en automóviles diseñados para mantener refrigerados los productos, según la startup.

Los clientes que no estén seguros de lo que quieren con anticipación también podrán hacer que los autos se detengan y abran las ventanas para los productos, señaló AutoX. Una persona viajará a bordo y oficiará de conductor de respaldo según lo exije la reglamentación local.