El fabricante de autos Audi y la empresa de telecomunicaciones Ericsson ensayarán la tecnología de telefonía móvil 5G en la producción de vehículos.

Audi informó este jueves que ambas empresas firmaron un memorando de entendimiento en la sede central de Audi en Ingolstadt, en el sur de Alemania.

El objetivo de esta colaboración es investigar el potencial de la tecnología de telefonía móvil de quinta generación en la tecnología de la comunicación de la producción automovilística.

Un equipo de expertos de la compañía alemana y la sueca formará en los próximos meses un campo de pruebas con células de radioemisión de telefonía móvil 5G en la localidad de Gaimersheim, cerca de Ingolstadt.

El objetivo de Audi es crear una fábrica que esté conectada a internet completamente. La marca de coches europea estudiará si es viable aplicar la telefonía móvil de quinta generación en otras fábricas, además de en la sede central.