La guerra por atraer suscriptores a los nuevos servicios de transmisión en línea ha comenzado. Esta semana, los próximos competidores de Netflix han lanzado nuevas ofertas para seducir a los futuros clientes. 

El martes, Verizon anunció que ofrecerá a los clientes inalámbricos y de banda ancha ilimitados una suscripción gratuita por un año al servicio de transmisión Disney + que está programado para salir el 1 de noviembre.

Por otra parte, aunque no fue una oferta sino una jugada estratégica, este jueves Amazon anunció que la aplicación Apple TV estará disponible en Fire TV Stick y Fire TV Stick 4K en los Estados Unidos y en otros países. Esto demuestra que la empresa de la manzana mordida quiere que su nuevo servicio de transmisión, Apple TV +, esté frente a la mayor cantidad de personas posibles.

Y para actualizar el tema, los ejecutivos de WarnerMedia (propiedad de AT&T) quieren atraer a los jóvenes a su plataforma HBO Max que estará disponible -sin cargo adicional- a partir de esta primavera para 10 millones de clientes de AT&T que también son suscriptores de HBO en los Estados Unidos. Así lo reveló el director de operaciones de AT&T, John Stankey, en una entrevista con Reuters. 

Para 2025, AT&T espera llegar a unos 80 millones de suscriptores globales, con unos 50 millones en los Estados Unidos, según expresó a Reuters una fuente con información de los planes.

WarnerMedia espera que HBO Max reciba un impulso en 2021 cuando lance una opción respaldada por publicidad a un costo menor, dijeron los expertos. Después de lanzar la opción con publicidad, la compañía agregará programación en vivo.

El precio también podría ser un obstáculo: es probable que HBO Max cueste un poco más de los $ 14.99 que la compañía cobra por HBO, significativamente más que los servicios de la competencia: Apple TV+ ($ 4.99) y Disney + ($ 6.99), y un poco más alto que el plan estándar de Netflix de $ 12.99.

La guerra de los servicios streaming se avecina.