La compañía de telecomunicaciones estadounidense AT&T está estudiando deshacerse de la división de televisión por satélite DirecTV, informaron al diario Wall Street Journal (WSJ) fuentes con conocimiento del tema.

De ejecutarse la operación, sería un importante cambio de rumbo para AT&T tras varios años en los que el director ejecutivo de la empresa, Randall Stephenson, transformara la compañía en un conglomerado mediático, reseñó EFE.

Según el medio neoyorquino, AT&T está considerando varias opciones, entre ellas convertir a DirecTV en una empresa pública separada o combinar los bienes de DirecTV con los de Dish Network Corp, su rival directo.


Sin embargo, AT&T podría decidir quedarse con la división, a pesar de la baja que está experimentando la televisión por cable frente a plataformas digitales como Netflix o Hulu, que sigue generando un importante margen de ganancias, señaló el WSJ.

Sobre una futura fusión de DirecTV y Dish Network, el Wall Street Journal subrayó un posible problema con las regulaciones de Estados Unidos, y también recuerda que cuando el predecesor de Dish y el antiguo propietario de DirecTV intentaron fusionarse en 2001, la acción fue bloqueada por las autoridades.