Los ataques digitales contra sitios web del gobierno taiwanés antes de la llegada de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Tapei este martes probablemente fueron lanzados por piratas informáticos activistas chinos en lugar del gobierno chino, dijo una organización de investigación de ciberseguridad.

El sitio web de la oficina presidencial de Taiwán fue objeto de un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS) este martes y en un momento no funcionó correctamente, dijo la oficina en un comunicado.

El acceso al sitio web se restableció unos 20 minutos después del ataque, según el comunicado. Las agencias gubernamentales taiwanesas estaban monitoreando la situación frente a la «guerra de información», agregó un portavoz más tarde.

El sitio web del portal del gobierno y el sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán también se desconectaron temporalmente este martes.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que ambos sitios web recibieron hasta 8,5 millones de solicitudes de tráfico por minuto de una «gran cantidad de direcciones IP de China, Rusia y otros lugares».

Los ataques continuaron, agregó el comunicado.

Los ataques DDoS funcionan dirigiendo grandes volúmenes de tráfico de Internet hacia servidores objetivo en un intento relativamente poco sofisticado de los llamados «hacktivistas» para dejarlos fuera de línea.

«Estos son ataques descoordinados, aleatorios y sin moral contra sitios web que los hacktivistas chinos usan para transmitir su mensaje», dijo Johannes Ullrich, decano de investigación del SANS Technology Institute, una organización de investigación y educación en ciberseguridad.

“Por lo general, continúa durante unos días, pero a menudo pierden interés en una semana. Muchos de los ataques están motivados por lo que está escrito en la prensa china”, agregó Ullrich.

El bombardeo digital disruptivo provino de cientos de miles de direcciones IP, vinculadas a dispositivos registrados en el espacio comercial de Internet chino, dijo Ullrich.

Una cohorte similar de direcciones IP chinas había estado escaneando Internet en busca de vulnerabilidades de bajo nivel fácilmente explotables desde el viernes, agregó, y no coincidía con la actividad habitual llevada a cabo por los piratas informáticos del gobierno chino.

Fuente: Reuters