Tres astronautas chinos regresaron a la tierra este sábado después de 183 días en el espacio, informó la televisión estatal, completando la misión espacial tripulada más larga del país hasta la fecha.

Los astronautas aterrizaron nueve horas después de abandonar un módulo clave de la primera estación espacial de China.

Mientras estaban en órbita, los astronautas de la misión Shenzhou-13 tomaron el control manual en el módulo de viviendas de Tianhe para lo que los medios estatales llamaron un «experimento de acoplamiento» con la nave espacial de carga Tianzhou-2.

Después de su lanzamiento en octubre, los astronautas, Zhai Zhigang, Ye Guangfu y una miembro de la tripulación, Wang Yaping, pasaron 183 días en el espacio, completando la quinta de las 11 misiones necesarias para terminar la estación espacial a finales de año.

Shenzhou-13 fue la segunda de cuatro misiones tripuladas planificadas para completar la construcción de la estación espacial, que comenzó en abril pasado. Shenzhou-12 regresó a la tierra en septiembre.

Las próximas dos misiones de China serán Tianzhou-4, una nave espacial de carga, y la misión de tres personas Shenzhou-14, dijo Shao Limin, subdirector de tecnología del Sistema de naves espaciales tripuladas, según citaron los medios estatales.

Estados Unidos le prohibió participar en la Estación Espacial Internacional (ISS) en órbita, por lo que China ha pasado la última década desarrollando tecnologías para construir su propia estación espacial, la única en el mundo además de la ISS.

China, que aspira a convertirse en una potencia espacial para 2030, lanzó con éxito sondas para explorar Marte y se convirtió en el primer país en aterrizar una nave espacial en el lado oculto de la Luna.

 

Fuente: Reuters