Un ciudadano con doble nacionalidad, Suecia y Reino Unido, se declaró culpable el viernes de cargos de fraude y lavado de dinero en Estados Unidos por vender una criptomoneda falsa junto con uno de los fugitivos más buscados de Estados Unidos, dijo una mujer conocida como la ‘Cryptoqueen’.

Karl Greenwood, de 45 años, fue arrestado en Tailandia y extraditado a los Estados Unidos en 2018 por su papel en la venta de la supuesta criptomoneda OneCoin, que los fiscales federales en Manhattan llaman un esquema piramidal que defraudó a los inversores en 4 mil millones de dólares. Ha estado detenido desde su arresto.

La declaración se produce cuando los fiscales del Distrito Sur de Nueva York (SDNY, por sus siglas en inglés) intensifican la aplicación de los delitos financieros relacionados con los activos digitales. El martes, los fiscales dieron a conocer una acusación contra Sam Bankman-Fried, el fundador del exchange de criptomonedas FTX, por cargos de robo de miles de millones en depósitos de clientes.

«Esta declaración de culpabilidad del cofundador de OneCoin pone fin a una semana en SDNY que envía un mensaje claro de que vamos tras todos aquellos que buscan explotar el ecosistema de criptomonedas a través del fraude», dijo Damian Williams, el principal fiscal federal en Manhattan.

Los fiscales dijeron que Greenwood fundó OneCoin en Sofía, Bulgaria, en 2014 junto con Ruja Ignatova, una ciudadana alemana que, según los fiscales, también es conocida como la ‘Cryptoqueen’. El FBI la incluyó en su lista de los diez más buscados en junio, y los fiscales dijeron el viernes que sigue prófuga.

Un abogado de Greenwood se negó a comentar. Está programado para ser sentenciado el 5 de abril por los tres cargos de los que se declaró culpable.

Bankman-Fried ha reconocido las fallas en la gestión de riesgos en FTX, pero dijo que no cree que tenga ninguna responsabilidad penal. Actualmente está detenido en Las Bahamas, donde tiene su sede FTX, y está impugnando una solicitud de extradición de Estados Unidos.

Fuente: Reuters