Si bien el mundo ha sido testigo de algunos de los genios inventores que han venido a cambiar el mundo, hay muy pocos de ellos del calibre de Elon Musk. Este genio visionario ha inspirado innovaciones alucinantes para lograr lo que muy pocos pueden soñar.

Esta vez, su nuevo invento es un túnel de transportación subterránea, específicamente, un túnel de 1.14 millas que el inventor y CEO de Tesla Motors aseguró que es un primer paso para resolver el tráfico urbano “que destruye el alma”.

Desde hace dos años, Musk se encontraba trabajando en este asunto, en primera instancia fundó una empresa llamada Boring Company para abordar este problema perforando bajo tierra. Algunos pensaron que era una broma, sin embargo, tras dos años de grandes promesas más 40 millones del dinero propio de Musk, dieron pie a este túnel de prueba en funcionamiento.

Periodistas y otros invitados, tuvieron la oportunidad de pasar a través de un Tesla Modelo X en un evento de lanzamiento que fue en parte una reunión de Musk, la cual involucró además un paseo en el parque de diversiones.

El túnel, que mide 12 pies en su diámetro interior, corre unos 40 pies por debajo de una carretera junto a la sede de SpaceX, otra empresa de Musk ubicada en un suburbio de Los Ángeles. 

La estación, ubicada justo en medio de un vecindario residencial, cuenta con un elevador sin muro que lentamente trasladó al automóvil a través de un amplio tiro hasta colocarlo unos nueve metros (30 pies) por debajo de la superficie.

El Tesla Modelo X se sacudió significativamente durante el recorrido, en el cual hubo ciertos rebotes que hicieron que un reportero se mareara, mientras que otro gritó “¡woo!.

Con este proyecto, Musk espera aliviar el tráfico, dándole a las ciudades docenas de túneles uno encima del otro.

A diferencia de un sistema de tren o metro tradicional, el inventor dijo que las arterias principales de este sistema no harán paradas frecuentes, sin embargo, tendrían una serie de afluentes que llevarían a las personas a destinos locales con sus propios ascensores para llevar los vehículos a la calle.