Lo más básico de nuestra vida, se ha visto definido gracias a la transformación digital. Este auge tecnológico ha impactado hasta la forma en la que ubicamos un taxi.

Un ejemplo de esto es Google Maps, que nos permite encontrar taxis gracias a una pestaña que compara los precios de diferentes servicios y nos da la opción de elegir uno para poder trasladarte.

Esto funciona así, primero ingresas a Google Maps, luego buscas el destino al que deseas llegar o ubicarlo en el mapa. En la parte inferior izquierda de la pantalla, toca indicaciones, luego, dirígete a la parte superior, toca el icono de servicios de vehículo con conductor, que se ubica en el extremo derecho.

Google Maps

A partir de ahí, la app te mostrará los servicios disponibles en tu zona. Esto se debe a que la función solo está disponible en algunos idiomas y países y a que no todas las aplicaciones funcionan en todos los lugares. Por ejemplo, en Lima te aparece Uber y Beat, mientras que en Tokio solo funciona Japan Taxi.

Para culminar el proceso tienes que elegir la mejor opción o aplicación de taxis que prefieras. Al escogerla, Google Maps te redirigirá a la aplicación del servicio para concretar el pedido.

¡Listo! tan rápido como eso. Sin duda alguna, la concepción de no asociar el taxi con alta tecnología ha ido desapareciendo y este tipo de servicio sigue caminando hacia el futuro…