Se conoció este jueves que Australia aprobó finalmente la ley que obligará a Facebook Inc y Google paguen a las empresas de medios por sus contenidos noticiosos.

Los resultados para la aprobación de esta ley, convierte a Australia en la primera nación donde un árbitro del gobierno puede establecer el precio que las conocidas plataformas pagan a los medios nacionales si fracasan las conversaciones privadas.

La nueva ley permite a las empresas de tecnología un período más largo para cerrar acuerdos con los medios antes de que intervenga el estado, además prepara el escenario para un proceso de manejo de disputas que en gran parte no ha sido probado en las corporaciones de Australia, en caso de que fracasen las negociaciones entre las grandes tecnologías y las empresas de medios.