En tiempos de pandemia, trabajar desde casa se ha vuelto una norma en muchos países.

 

Con ello, el uso de equipos de computación ha aumentado, por los que muchas personas podrían estar sufriendo de fatiga visual

 

Pero hay configuraciones que ayudan a descansar la vista y pueden hacer que sea más fácil conciliar el sueño al cambiar el color de la pantalla de blanco a naranja