Parecen inofensivos pero no lo son y su objetivo es robar el usuario y contraseña para acceder a las cuentas de los usuarios de Facebook.

 

Una empresa de ciberseguridad francesa descubrió que una veintena de apps maliciosas se estaban robando el inicio de sesión de la popular red social.

 

Muchas eran descargadas por los usuarios a través de la tienda de Google, pero ya fueron eliminadas.