Un hombre en la costa norte de Sydney, Australia, se vio en un problema delicado cuando iba sobre su kayak, ya que la corrientes del agua hicieron que se desviara 4 kilómetros de la costa sin poder remar de regreso a costa debido a los fuertes vientos.

Fue justo alli cuando el Apple Watch y el iPhone del hombre fueron capaces de conectarse a una señal de rebote, que le permitió activar la función Emergency SOS, lo que al final le salvó la vida.

Los equipos de rescate recibieron la señal y activaron el protocolo de inmediato, utilizando un helicóptero y agentes de apoyo en jet ski, para ir hasta el punto donde el sujeto se encontraba ya naufragando a la deriva.

El kayak para este punto se encontraba ya con una filtración de agua y habría sólo cuestión de tiempo para que el hombre terminará flotando sólo sobre el océano.

Por fortuna las autoridades recibieron la llamada a tiempo y fueron capaces de llegar al punto exacto donde el hombre se encontraba antes de que sucediera una tragedia.

Con Emergency SOS, los usuarios del Apple Watch pueden llamar a servicios de emergencia y estos pueden conocer con precisión su ubicación. Aunque su efectividad depende directamente de los servicios de emergencia del país y región donde se utilicen.

Con Fayerwayer