El gigante tecnológico Apple anunció el viernes la suspensión de un programa mundial que analiza las grabaciones de usuarios que interactuaron con su asistente de voz Siri, luego de generar preocupaciones sobre privacidad.

La decisión del fabricante del iPhone ocurre tras un reporte de la semana pasada del diario The Guardian que dijo que los contratistas de la compañía encargados de revisar las grabaciones en todo el mundo escuchaban de manera habitual información confidencial y conversaciones privadas.

“Suspenderemos las evaluaciones de Siri a nivel global mientras realizamos una revisión exhaustiva”, dijo una portavoz de Apple en un comunicado, agregando que en una futura actualización del software los usuarios podrán optar por quedarse fuera del programa.

Siri, el famoso asistente de voz de Apple, permite a los usuarios utilizar su iPhone o cualquier dispositivo de la marca sin manos y puede enviar mensajes, realizar llamadas y abrir varias aplicaciones solo con comandos de voz.

The Guardian reportó que los contratistas puntuaban las respuestas de Siri a las preguntas de los usuarios, en un intento por revisar su calidad y mejorar las soluciones planteadas por el asistente de voz. También analizaron si la respuesta fue hecha de modo accidental, sin una interacción deliberada del usuario, expresó el diario.