Apple sigue sumando piezas para lo que sería su primer vehículo autónomo. Este fin de semana medios informaron que el gigante tecnológico contrató a Christopher “CJ” Moore, quien fue director de Autopilot Software de Tesla desde 2019 y que ha estado en la compañía desde 2014.

Aunque Moore aún no ha actualizado su página de LinkedIn, Bloomberg asegura que también trabajará en el software de conducción autonómica.

Moore reportará a Stuart Bowers, otro ex ejecutivo de Tesla que se unió a Apple a fines del año pasado. Bowers había liderado el equipo de piloto automático de Tesla antes de partir a mediados de 2019.

En mayo, Moore fue uno de los empleados que aseguró que Elon Musk había exagerado sobre el cronograma que había llevado el proceso para lograr la conducción autónoma. Musk ha estado asegurando que la tecnología de Tesla pronto podrá operar sin intervención humana. Algo que Moore ha asegurado que es mentira, lo que le ha enfrentado frontalmente a su antiguo jefe.

Moore y Bowers son solo dos de los ex empleados de Tesla que Apple había contratado para su división de automóviles. Otras contrataciones incluyen a Michael Schwekutsch, que fue vicepresidente de ingeniería de Tesla y que trabajaba en trenes motrices, y Steve MacManus, que también era vicepresidente de ingeniería de Tesla.

La medida sugiere que Apple está avanzando con los intentos de desarrollar tecnología de conducción autónoma, una carrera de alto riesgo con fabricantes de automóviles en ferrea competencia, como Tesla.

Moore se une a una división conocida por su secreto (Apple nunca ha expuesto públicamente sus planes para el automóvil) y frecuentes cambios. El jefe del proyecto de automóviles de Apple, con nombre en código Titán, dejó la compañía a principios de este año para liderar los esfuerzos tecnológicos en Ford Motor Co.