La empresa tecnológica Apple se asoció con el gigante de pagos chino Ant Financial Services Group y varios bancos de China para ofrecer financiamiento sin intereses a los usuarios que deseen adquirir un iPhone, un movimiento que busca aumentar las ventas de su teléfono inteligente.

A principios de enero la compañía estadounidense recortó su pronóstico de ingresos para su primer trimestre fiscal y el presidente ejecutivo, Tim Cook, atribuyó la baja a una desaceleración de las ventas del iPhone en el gigante asiático, uno de sus mercados más importantes.

En su sitio web en China, Apple está promoviendo el nuevo esquema, según el cual los clientes pueden pagar 271 yuanes ($ 40.31) cada mes para comprar un iPhone XR y 362 yuanes mensual para un iPhone XS. Los clientes que comercian con modelos anteriores pueden obtener cuotas más económicas, reseñó Reuters.

Entidades como China Construction Bank Corp, China Merchants Bank Co Ltd, Agricultural Bank of China Ltd e Industrial and Commercial Bank of China Ltd también ofrecen planes de financiamiento para productos de la tecnológica con sede en California, con compras mínimas de 300 yuanes (unos US$44,67) según muestra el sitio web de Apple en China.

El fabricante del iPhone se enfrenta a una situación económica en contra en el gigante asiático, donde el crecimiento económico se desaceleró en 2018 al ritmo más débil en 28 años, afectado por una guerra comercial con Estados Unidos.

Apple también está luchando contra la creciente competencia de los fabricantes chinos de teléfonos como Huawei, Samsung, Oppo y Vivo.

Medios locales informaron el jueves que las ventas de ‘smartphones’ en China bajaron un 10,5 % interanual en 2018 debido a los problemas económicos y a los ciclos de reemplazo más largos.

El portal de noticias China.org.cn, se hizo eco de un informe realizado por la consultora Corporación Internacional de Datos (IDC), en el que explica que la cifra total de venta de teléfonos inteligentes en el gigante asiático el año pasado fue de 397,7 millones de unidades.

Aunque Xiaomi y Apple se mantienen entre las cinco principales empresas -cuarta y quinta, con cuotas de mercado del 13,1 % y del 9,1 %-, el documento las señala como las principales perdedoras del año.

La firma china vendió 52 millones de unidades, un 5,6 % menos; mientras que el fabricante del iPhone, 36,3 millones de unidades, un 11,7 % menos.