Apple redujo puestos de trabajos de su división de vehículos autónomos, en medio de una reorganización ante las bajas ventas de sus iPhone, su mayor fuente de ingreso.

El gigante estadounidense admitió este jueves los recortes en una declaración, aunque no especificó el número de trabajadores afectados. De acuerdo a CNBC, más de 200 empleados fueron despedidos de la división de automóviles conocida internamente como “Proyecto Titan”.

Algunos de los trabajadores perjudicados de esa división fueron reasignados a otras partes de la compañía según Apple.

A pesar de las reducciones, Apple enfatizó que todavía está comprometido a ayudar a construir coches autónomos, un plan en el que ha estado trabajando durante varios años. Hasta ahora, el creador del iPhone se ha quedado rezagado con respecto a muchas de las otras compañías tecnológicas y fabricantes de automóviles que intentan ponerse al día con Waymo, un líder emergente del sector todavía incipiente, que comenzó su trabajo en vehículos autónomos hace 10 anos.

“Seguimos creyendo que existe una gran oportunidad con los sistemas autónomos, que Apple tiene capacidades únicas para contribuir y que este es el proyecto de aprendizaje automático más ambicioso de la historia”, dijo la compañía con sede en California.