Apple resolvió el problema que hacía que los iPhone fueran espías a través de FaceTime, sacó las videollamadas por un tiempo y finalmente actualizó su sistema operativo.

Pero esa no es la única novedad en torno al tan mencionado fallo de seguridad. Apple recompensará económicamente al joven que descubrió el problema en el servicio de videollamadas.

Grant Thompson es el adolescente de 14 años que junto a su madre descubrió el fallo y intentaron alertar a la compañía, pero no fue hasta que los medios hicieron eco del reclamo que los de Cupertino tomaron acciones.

En su blog de seguridad, Apple reconoce el valor de Grant, y declaró a The Verge que premiará a la familia Thompson monetariamente, aunque se desconoce la cifra.