Apple anunciará «como pronto» sus primeras gafas de realidad mixta en enero de 2023, un dispositivo que apunta a convertirse en el «próximo producto revolucionario» de la marca tras la aparición del iPhone, según ha apuntado recientemente el analista Ming-Chi Kuo.

La compañía lleva tiempo anticipando la llegada de sus primeras gafas inteligentes, que llegarán al mercado con un nuevo sistema operativo realityOS, tal y como adelantó el consultor de productos de consumo Parker Ortolani tras descubrir su registro en la Oficina de Patentes y Marcas estadounidense (USPTO).

Ahora, el analista Ming-Chi Kuo ha adelantado que es posible que el fabricante estadounidense presente «como pronto» este dispositivo, que aúna características de realidad virtual (RV) y realidad aumentada (RA), que podría mostrarse por primera vez en enero de 2023.

En un fragmento de su informe publicado en Twitter, en el que anticipa cuáles son los planes de inversión de Apple en este dispositivo en los próximos meses, este experto ha puntualizado que cree que la presentación del visor ayudará a «reducir las preocupaciones de los inversores» de la marca.

De hecho, su repercusión en el mercado de la electrónica sería tal que el analista lo ve como su «próximo producto revolucionario tras el iPhone». Asimismo, Kuo sostiene que el evento de presentación de estas gafas estará centrado en aspectos clave como los escenarios de uso, ecosistema de desarrollo, ‘software’ y servicios o las especificaciones técnicas a nivel de ‘hardware’. 

Por otra parte, el analista prevé que que el impacto sería negativo tanto a nivel de envíos como de ventas en el caso de que el dispositivo superase un precio superior a los 2.000 y los 2.500 dólares.

Según Kuo, la tecnológica de Cupertino utilizará esta primera generación de su visor de realidad mixta para comprobar si existe o no demanda por este tipo de productos, conforme a su precio final.

En caso de que estas gafas inteligentes sean demandadas por un número de consumidores de la marca considerable, Kuo cree que su precio de venta irá descendiendo gradualmente y que esta distribución llevaría a la compañía a mejorar aspectos como la producción, los costes y la tecnología.

Conviene recordar que Apple ya trabaja en la segunda generación de sus gafas inteligentes, según adelantaba el propio Kuo a mediados del pasado mes de julio. El analista espera que esta incluya un modelo más económico y llegue al mercado durante la primera mitad de 2025.

 

Fuente: Portaltic