Después de unas estimaciones poco alentadoras para la compañía a principios de mes, Apple presentó resultados financieros en su reporte trimestral del último período 2018, el primero del año fiscal 2019.

La gigante de Cupertino obtuvo ingresos de US$84.3 mil millones, tres mil millones por encima de lo estimado por analistas, aún por debajo con respecto a años anteriores. De acuerdo al informe, las ganancias ascendieron a 19,965 millones de dólares, un 0,5% menos que el mismo período en 2018.

Los resultados de sus ventas bajas el año pasado se vieron reflejadas en la bolsa donde sus acciones cayeron un 10%, ubicándose por debajo de Amazon y Microsoft.

En consonancia con el informe de expectativas publicado por la compañía, las razones de las bajas en ventas son consecuencia de la recesión de la economía china y la guerra comercial entre el país y Estados Unidos, aunado a otros problemas relacionados a servicios asociados a fallas con el iPhone.

De acuerdo al informe presentado a principios de enero, el principal detonante de sus ventas fue el iPhone en los mercados emergentes.

Una salida: los servicios

“Nuestra base de dispositivos activos llega a un récord de 1,400 millones. (…) Esto lleva a nuestros servicios a nuevas marcas gracias a nuestro amplio y creciente ecosistema”, explicó el CEO de Apple, Tim Cook en la página oficial de Apple.

Apple tuvo un ingreso por servicios de unos US$ 10.9 mil millones, un incremento del 19% respecto al año anterior.

Ante los desaciertos de Apple el año pasado, los inversionistas ven con una mirada positiva estos resultados en contraste con lo anunciado los primeros días de enero, pues, las acciones de la compañía se revalorizaban un 3,5 % hasta los 160,1 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués en Wall Street.

“Aunque fuese decepcionante no cumplir con nuestras predicciones de ingresos, nosotros gestionamos Apple para el largo plazo, y los resultados de este trimestre demuestran que la fortaleza sobre la que se sustenta nuestro negocio es profunda y ancha”, indicó Cook.

Para los directivos de Apple, el futuro puede indicar conquistar un mercado diferente al que ha marcado la pauta todos estos años, sin embargo, este año será decisivo para determinar lo que la gigante de Cupertino hará para ordenar los números a su favor.

Con información de EFE.