La espera terminó. Luego de varios sucesos de carácter legal, Apple al fin puede decir con total autoridad que es dueño de Shazam, el popular servicio de reconocimiento musical utilizado por millones de personas en todo el mundo.

Aunque la operación se había fijado desde el año pasado, una investigación por parte de algunos países europeos la había frenado. Tras concluir el estudio, la Unión Europea, como uno de los entes reguladores de la transacción, terminó por darle el visto bueno y con ello se dio el último paso que faltaba para que la compra se concretara.

Bruselas inició la investigación el pasado febrero a petición de siete países europeos, liderados por Austria y entre los que está España, a pesar de que la compra de la aplicación no alcanza los umbrales de volumen de negocio por el que una compañía está obligada a notificar al Ejecutivo comunitario operaciones.

En un examen inicial del mercado, Bruselas detectó varios problemas en la fusión por unir la fuerte posición de mercado de Shazam en el segmento de aplicaciones de reconocimiento de música y la posición de Apple en servicios de música en streaming.

Finalmente, llegó a la conclusión de que la capacidad de Apple para dirigirse a los usuarios de Shazam para animarles a cambiar de proveedor será mínima. Además, tampoco lo considera un punto de entrada clave para los servicios de música streaming, ni ve que la combinación de las bases de datos de clientes de las dos firmas suponga una ventaja sobre otros competidores.

“Apple y Shazam tienen una larga historia juntos. Shazam fue una de las primeras apps disponibles cuando lanzamos la App Store y se ha convertido en una ‘app’ favorita para los aficionados a la música de todo el mundo”, ha dicho Oliver Schusser, vicepresidente de Apple Music en el comunicado donde se dio a conocer el cierre del pacto.

Shazam es una de las aplicaciones musicales más populares y mejor valoradas del mundo. Permite a los usuarios identificar canciones simplemente escuchando el sonido que se oye en el ambiente.

“Compartimos la pasión por la música y la innovación, y estamos muy contentos de unir nuestros equipos para ofrecer a los usuarios aún más formas fantásticas de descubrir, escuchar y disfrutar la música”, agregó el ejecutivo en sus declaraciones.

Como primeras medidas tras su adquisición, ya se informó que muy pronto la aplicación ofrecerá esta experiencia a todos los usuarios sin incluir anuncios para que todos puedan disfrutar del servicio sin interrupciones.

De esta forma, Apple sigue apostando por Apple Music adquiriendo y sumando servicios que impulsen la plataforma, como el caso de Beats 1, la estación de radio con fichajes de lujo, la popular serie de televisión ‘Carpool Karaoke’, así como la misma Beats por la que pagó 3.000 millones de dólares en 2014.

Aunque no se dieron a conocer datos oficiales, se estima que la compra de Shazam se dio por un monto cercano a los 400 millones de dólares.

Shazam se ha descargado más de mil millones de veces en todo el mundo, y los usuarios identifican canciones con la “app” más de 20 millones de veces al día.

Fue fundada en 1999 en Londres, y no fue hasta 2008 con el lanzamiento de la App Store que la aplicación saltó a la fama. Para 2013, ya era una de las 10 aplicaciones más populares en todo el mundo y se decía que su valor supera los mil millones de dólares. En 2016, la aplicación superó las mil millones de descargas y los cien mil millones de usuarios.

Sin embargo, Apple Music y sus 30 millones de suscriptores aún están lejos de los 140 millones de usuarios de Spotify.