Apple lanzó una actualización de iPhone para corregir una falla de software que permitía a las personas escuchar a otros mientras utilizaban su aplicación de videollamadas FaceTime.

El error permitió a los intrusos convertir un iPhone en un micrófono en vivo mientras usaban Group FaceTime. Las personas que llamaron pudieron activar el micrófono de otra persona de manera remota incluso antes de que el usuario haya aceptado o rechazado la llamada.

Esta vulnerabilidad en el sistema fue dada a conocer al público general el pasado 29 de enero, cuando Apple anunció que había desactivado temporalmente la función de llamadas de grupo en FaceTime, pero la empresa había sido alertada por un cliente una semana y media antes.

Según informaron los medios locales, fue un joven de 14 años de Arizona (EE.UU.) quien descubrió la falla cuando llamó a unos amigos a través de FaceTime a mediados de enero, tras lo cual su madre se puso en contacto con la compañía, que, de acuerdo lo publicado, tardó varios días en responder.