Apple quiere un 2019 sea un año de más triunfos en el mercado de lo que fue el 2018, para esto, trabaja en el diseño exterior de los próximos iPhone con una propuesta ‘eco-friendly’.

La gigante de Cupertino planea lanzar para octubre de 2019 un smarthphone cuya carcasa esté fabricada de fibra celulósica combinada con lignina, según reportó el observador de Apple Ming-Chi Kuo en su último informe.

El propósito de incorporar este nuevo material, que se usa generalmente en la industria aeronáutica y militar, es darle a sus productos una mayor resistencia y flexibilidad, así como garantizar la durabilidad de los iPhone sin perjudicar el planeta tierra.

La fibra celulósica es un material que se encuentra en la naturaleza, en los árboles específicamente, es utilizado para fabricar papel y cartón, lo que permitirá ser más accesible a diferencia de otros elementos utilizados en la electrónica de comercio como el titanio o el grafeno.

Apple busca reducir desde su compañía la minería para fabricar sus productos y empezar a utilizar alternativas más amigables con el planeta, por ejemplo, materiales que provengan de fuentes renovables o recicladas.

Por un iPhone más verde

De acuerdo a Kuo, el equipo desarrollador podría bautizar este iPhone más amigable con el planeta como ‘iPhone XE’ o ‘iPhone XEco’, por estar hecho de un material proveniente del medio ambiente.

En miras a materializar este proyecto, Apple compra grandes bosques alrededor del mundo para captar suministros para sus productos. Es el caso del manglar de Colombia, conocido por la robustez y resistencia al agua de su madera.

Una desventaja de esta nueva materia prima para los iPhone es la humedad. Aunque, de acuerdo a la información que se tiene hasta el momento, podría ser un producto comercializado solo en los países fríos donde un debilitamiento del chasis no sería un problema.

Se espera que para finales del 2019 veamos este proyecto en mercado, su desarrollo ocurra progresivamente y se extienda a otros productos Apple. para el 2020.