Apple se mantiene enfocado en su meta de ser el mayor empleador de los Estados Unidos, pues anunció oficialmente que creará una nueva sede en Austin con una inversión de 1.000 millones de dólares, según lo reseñó CNN.

Aunque la ciudad del estado de Texas ya cuenta con una sede de la compañía, la creación del nuevo campus que estará a 2 kilómetros de distancia, tiene como meta generar 5.000 empleos en principio y ser el mayor empleador de la ciudad.

Con una extensión de 0,5 kilómetros cuadrados, esta sede será la primera de las que Apple planea abrir además en Seattle, San Diego y Culver City en los próximos tres años, con una capacidad para 1.000 empleados aproximadamente.

Por otro lado, la Gigante de Cupertino invertirá 10.000 millones en centros de datos de EE.UU. durante los próximos cinco años.

Según la cadena CNN, la compañía dice que está en camino de cumplir su objetivo de empleo en EE.UU., después de crear 6.000 empleos en 2018. Hasta la fecha, Apple tiene 90.000 empleados en todo el territorio norteamericano.