La compañía tecnológica Apple anuncó el jueves que abrirá un laboratorio de “Recuperación de materiales” para investigar nuevas técnicas usando robótica y aprendizaje automático para destrozar sus dispositivos y recuperar materiales valiosos como cobre, aluminio y cobalto. 

El laboratorio de 9,000 pies cuadrados estará en las mismas instalaciones de Austin (Texas, EE.UU.) que “Daisy”, un robot construido por el fabricante del iPod que ahora puede destrozar 1.2 millones de iPhone al año.

El laboratorio forma parte del objetivo más amplio de Apple de fabricar todos sus productos a partir de materiales reciclados o renovables. Sin embargo el gigante tecnológico no ha fijado una fecha de apertura.

Algunos productos de la firma, con sede en Cupertino, como el MacBook Air ya cuentan con aluminio hecho de iPhones fundidos que se comercializan en Apple.

Lisa Jackson, vicepresidenta de iniciativas ambientales, políticas y sociales de Apple, dijo a Reuters que la investigación informará cómo Apple diseña sus productos.

La compañía señaló el jueves que los materiales recuperados por Daisy se están introduciendo en nuevos productos. Por ejemplo, las baterías recuperadas por su robot se enviarán a los recicladores para que el cobalto de ellas pueda usarse en las nuevas baterías de Apple.