Luego de que se reportaran saqueos en medio de las protestas por la muerte de George Floyd, Apple informó que está desactivando los iPhones robados de sus tiendas, dejándolos inoperantes.

 

Además, envió un mensaje a quienes tienen un dispositivo para que lo devuelva. Apple también anunció que los teléfonos están siendo rastreados y que alertarán a las autoridades locales