Apple Inc quiere que se comience a comprar gasolina directamente desde el tablero de su automóvil a partir de este otoño, cuando se lance la versión más reciente de su software CarPlay, acelerando el impulso de la compañía para convertir su vehículo en un almacén de bienes y servicios.

Una nueva función presentada discretamente en la conferencia de desarrolladores de Apple este mes permitirá a los usuarios de CarPlay tocar una aplicación para navegar a una bomba y comprar gasolina directamente desde una pantalla en el automóvil, omitiendo el proceso habitual de insertar o tocar una tarjeta de crédito. Los detalles de la demostración de Apple para desarrolladores no se han informado previamente.

Pero HF Sinclair, con sede en Dallas, que comercializa su gasolina en 1.600 estaciones en Estados Unidos, dijo a Reuters que planea utilizar la nueva tecnología CarPlay y anunciará los detalles en los próximos meses.

«Estamos entusiasmados con la idea de que los consumidores puedan navegar a una estación de Sinclair y comprar combustible desde la pantalla de navegación de su vehículo», dijo Jack Barger, vicepresidente senior de marketing de la compañía.

Las aplicaciones de combustible son solo las últimas en un esfuerzo sostenido por parte de Apple para hacer posible tocar para comprar desde la pantalla de navegación. Ya ha abierto CarPlay a aplicaciones para estacionamiento, carga de vehículos eléctricos y pedidos de comida, y también está agregando aplicaciones de tareas de conducción, como registrar el kilometraje en viajes de negocios.

El combustible es un gasto importante para los propietarios de automóviles. La Administración de Información de Energía de EE. UU. estimó en abril que el hogar estadounidense promedio gastará alrededor de $ 2945 en gasolina en 2022, o alrededor de $ 455 más que el año pasado.

Apple actualmente no cobra a los fabricantes de automóviles, desarrolladores o usuarios por CarPlay; el interés comercial está poniendo a Apple a la vanguardia a medida que los automóviles se transforman en computadoras móviles, dijo Horace Dediu, analista de Asymco y fundador de Micromobility Industries. La nueva función llegará a cientos de modelos de automóviles que ya son compatibles con CarPlay cuando Apple lance actualizaciones de software este otoño.

«Olvídate de Apple Car: Apple CarPlay es más importante», dijo Dediu. «Es muy probable que se escale a millones y millones de automóviles, si no a cientos de millones».

Para usar la nueva función CarPlay este otoño, los usuarios de iPhone deberán descargar la aplicación de una compañía de combustible en su teléfono e ingresar las credenciales de pago para configurar la aplicación. Después de configurar la aplicación, los usuarios podrán tocar en su pantalla de navegación para activar una bomba y pagar.

«Es un mercado masivo y los consumidores realmente quieren eliminar la fricción de los pagos», dijo Donald Frieden, director ejecutivo de P97 Networks, con sede en Houston, que fabrica la plomería digital que muchas compañías de combustible usarán para conectar sus aplicaciones a los automóviles.

Frieden dijo que ha recibido llamadas de compañías petroleras que están interesadas en hacer que sus aplicaciones funcionen con CarPlay. BP, Shell y Chevron Corp  no respondieron a las solicitudes de comentarios sobre si planean hacer que sus aplicaciones para iPhone funcionen con CarPlay.

INTENTOS FALLIDOS

Es probable que el último movimiento de Apple aumente las tensiones con los fabricantes de automóviles que tienen sus propias ambiciones para el comercio de automóviles.

Por ejemplo, los fabricantes de vehículos han intentado (sin éxito) popularizar la compra de gasolina del automóvil antes. General Motors Co implementó un sistema para hacerlo en 2017, pero lo cerró a principios de este año «debido a que un proveedor abandonó el negocio», dijo GM a Reuters en un comunicado.

Más allá de las aplicaciones para combustible y otras compras, Apple también busca expandir CarPlay aún más en los sistemas de conducción del automóvil al acceder a datos de velocidad e indicadores de combustible.

Pero no es probable que los fabricantes de automóviles entreguen esos datos a Apple sin hacer sus propias demandas en conversaciones que los analistas creen que probablemente ya están en marcha.

Hablando en la conferencia Reuters Automotive Europe en Munich el miércoles, el CEO de Mercedes Benz, Ola Kaellenius, dijo que el objetivo de la compañía «es tener una experiencia Mercedes completa y holística».

Kallenius dijo que Mercedes no buscará reinventar todas las categorías de aplicaciones, pero que «al interactuar con empresas que están en este dominio digital… cualquier cosa y todo lo que se cruza con la relevancia de la responsabilidad del producto, seríamos muy cautelosos».

Con Reuters