Este jueves pudimos enterarnos de que Apple está por abrir en Munich el laboratorio de semiconductores que considera será el más grande de Europa, en el que invertirá un estimado de 1000 millones de euros en 3 años.
La compañía con sede en Cupertino (California) ha bautizado a estas nuevas instalaciones, que se ubicarán en el centro de Múnich, como Centro Europeo de Diseño de Silicio, y ha asegurado que creará cientos de nuevos empleos.
Este nuevo laboratorio se centrará en crear componentes para tecnologías inalámbricas, tanto 5G como de las próximas generaciones, y módems para productos de Apple.
La presencia de Apple en Múnich se remonta a 1981, cuando la compañía fundada por Steve Jobs y Steve Wozniak abrió su primera oficina con diez empleados. En la actualidad, los de Cupertino tienen siete oficinas y dos de las 15 Apple Store que existen en Alemania. Tim Cook, CEO de Apple, resaltó su agradecimiento a la comunidad de Munich y Alemania por ser el hogar de la compañía durante cuatro décadas.