Apple Inc. aseguró este martes a los congresistas de Estados Unidos que sus iPhones no escuchan a los usuarios sin su permiso y tampoco permiten que las aplicaciones de terceros lo hagan, luego de que los legisladores preguntaran a la empresa si sus dispositivos invadían la privacidad de los consumidores.

Los representantes Greg Walden, Marsha Blackburn, Gregg Harper y Robert Latta escribieron el mes pasado al consejero delegado de Apple, Tim Cook, y al de Alphabet Inc, Larry Page, expresando su preocupación por informaciones que señalaban que los smartphones podrían compilar datos de audio de las conversaciones de los usuarios cerca de un móvil con la finalidad de escuchar una frase de activación, como “Okay Google” o “Hey Siri”.

La compañía californiana manifestó en una carta a Walden (republicano de Oregon y presidente de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes) que los iPhones no graban audio mientras escuchan las órdenes de activación de Siri y Siri no distribuía las palabras pronunciadas. Apple dijo que exige que los usuarios aprueben explícitamente el acceso al micrófono y que las ‘apps’ deben exhibir una señal clara de que están escuchando.

Los escritos, en las que los funcionarios estadounidenses citaban informaciones que sugerían que aplicaciones de terceros tenían acceso y usaban datos “no activados” sin el consentimiento de los usuarios, se remitieron después de las audiencias del Congreso en abril sobre prácticas de privacidad de Facebook Inc., que incluyeron el testimonio de su consejero delegado, Mark Zuckerberg.

Por su parte, Alphabet no respondió las preguntas sobre si había respondido a los legisladores. Mientras que Apple no quiso realizar más comentarios sobre su carta, que fue vista por la agencia de noticias Reuters.