Alrededor de 10 y 15 % de la población infantil en México y Latinoamérica tienen un trastorno del biodesarrollo asociado al uso de aparatos electrónicos y nuevas tecnologías, señaló este jueves a la agencia española Efe el doctor Eduardo Barragán.

“El uso de celulares e iPads está influyendo el desarrollo de los primeros años en los niños y llevan a trastornos como el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), el espectro autista, trastornos de coordinación motriz y trastornos del lenguaje”, explicó Barragán, quien participa en el primer Congreso de Neuropediatría, que inició este jueves en Ciudad de México.

El jefe de neurología del Hospital Pediátrico Infantil de México, Federico Gómez, expresó que a pesar de que algunos padres piensan que el uso acostumbrado de dispositivos electrónicos impulsa el desarrollo del lenguaje, en realidad “estos dispositivos pueden frenarlo”.

Por ejemplo, el uso frecuente de videojuegos puede aumentar en los niños procesos de ansiedad, cambiar o alterar las funciones ejecutivas y la memoria de trabajo.

“Los videojuegos promueven que el individuo requiera de una retroalimentación muy rápida. Y cuando estudian en el colegio con métodos más tradicionales, donde no hay esa retroalimentación rápida, se generan problemas de atención e hiperactividad”, dijo Gómez.

Dijo que, aunque de preferencia no se deben usar estos dispositivos en los primeros dos años de vida, de ser necesario se debe hacer un uso razonable.

Por esta razón, y con la finalidad brindar estrategias educativas y preventivas sobre el impacto que puede tener la tecnología en el desarrollo infantil, se lleva a cabo el primer Congreso de Neuropediatría desde este jueves hasta el sábado.