Xiaomi ha tardado seis meses en renovar su buque insignia e introducir una de las características más esperadas, la doble cámara. Más continuista de lo esperado y manteniendo la esencia iniciada el pasado año, la firma china ha presentado este martes el Mi Mix 2S, un teléfono móvil inteligente que apuesta nuevamente por el diseño «todo pantalla».

Con una presentación a lo Steve Jobs, con vaqueros e impolutas zapatillas blancas incluidas, el cofundador y consejero delegado de la marca china Xiaomi, Lei Jun, ha dado a conocer este martes su último «smartphone», el Mix 2S. Un móvil con las prestaciones más punteras que costará en China entre 3.299 y 3.999 yuanes (entre 422 y 512 euros) y, según explicó el directivo con constantes comparaciones, será «superior» al iPhone X. Al menos, en precio, lo ha recortado a menos de la mitad.

El Mi Mix 2S tiene una pantalla de 5.99 pulgadas y resolución Full HD (2.160 x 1.080 píxeles) apostando, de nuevo, por una relación de aspecto de 18:9 con lo que una cara, la frontal, estará cubierta casi en su totalidad por una pantalla táctil. Un diseño que fueron pioneros y que firmas como Apple o Samsung han consolidado en sus dispositivos el pasado año, aunque a diferencia del iPhone X, el dispositivo de Xiaomi no tiene cuenta con una particularidad, el «notch» o «ceja» que empieza a llegar a los móviles con Android.

Ante una pantalla de cine gigante desplegada en medio del polideportivo Baoshan de Shanghái, Lei Jun ha desglosado las características del Mix 2S frente a cientos de admiradores de la marca, los conocidos como «Mi Fans», que respondían con sonoras exclamaciones de asombro a su comparativa con el último modelo de Apple. De esta manera, el creador de Xiaomi quiere convencer al público de que «un teléfono barato no tiene por qué ser de mala calidad». En un país que se pirra por las marcas como China, donde hay gente que se gasta dos meses de sueldo para poder lucir un iPhone, sus apelaciones constantes a la firma de la manzanita mordida pretendían despertar el orgullo patrio entre los usuarios de Xiaomi.

Para ello, insistió en las mayores virtudes del Mix 2S, que presenta como novedades el chip Snapdragon 845 de Qualcomm, una cámara dual apoyada en inteligencia artificial y el sensor IMX363 de Sony para tomar fotos con muy poca luz sin que la imagen aparezca borrosa. Ambos sensores tienen 12 megapíxeles (apertura focal de F1.8 mientras que el otro es de F2.4). Además, dispone de un zoom óptico x2. En cuanto a su cámara frontal, esta se contenta con 5 megapíxeles y apertura F2.0.

A través de varios ejemplos que iba ampliando hasta el máximo detalle, así lo demostraba Lei Jun en imágenes tomadas tanto con el Xiaomi Mix S2 como con el iPhone X. Además, la inteligencia artificial incorporada a la cámara le permitió lucir algunas futuristas funciones, como traducir directamente de una foto un menú del inglés al chino y hasta convertir su precio en euros en yuanes. De igual modo, el control de voz «Xiao A» («Pequeño Amor») se demostró bastante más perfeccionado que el Siri de Apple a la hora de traducir al mandarín las funciones, entre las que destacan el funcionamiento de la amplia gama de electrodomésticos que comercializa esta marca, como purificadores de aire, robots para limpiar el suelo y hasta el sistema eléctrico del hogar.

Las tres versiones del Xiaomi Mix S2 irán desde el modelo más básico, con 6 GB de memoria RAM y 64 GB de capacidad, hasta el superior, que tendrá 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento. Con una velocidad de 2,8 GHZ, mejora su rendimiento con respecto a la última generación hasta un 30% reduce su consumo en la misma cantidad. Todo con tal de que el comprador de un Xioami pueda lucirlo con tanto orgullo como el de un iPhone.