El 29 de mayo llegó al mercado el Nokia 5.1 con los esfuerzos de la compañía de tecnología celular de ofrecer productos renovados a un precio accesible con un buen diseño que cautive a las audiencias.
Después de varios meses de hacer presencia en el mercado, el modelo de Nokia se considera como un dispositivo entre gama media y alta, fabricado en una sola pieza de aluminio serie 6000, sin ostentaciones, pero con posibilidades de vompetencia por su precio y características modestamente útiles para el consumidor promedio.
Tiene un tamaño de 151,1 x 8,27 mm, y 150 gramos que lo hacen muy liviano y cómodo de manejar. El modelo de esquinas redondeadas facilitan el uso de las diferentes funciones que incluye.
Estéticamente bien pensado, y similar a modelos de la firma. En la parte trasera tenemos la cámara (de una lente) y su flash LED en un pequeño compartimento con los bordes en aluminio plateado, el lector de huellas dactilares y el símbolo de Nokia grabado en la carcasa.
En el otro extremo derecho, encontramos el botón de encendido y apagado y los de volumen y, en el izquierdo, la bandeja para la tarjeta SIM doble y para la microSD. El marco superior acoge el jack de 3.5 mm y el inferior el puerto micro USB 2.0, el micrófono y el altavoz.
Tiene una pantalla IPS/LCD de 5,5 pulgadas, con resolución FullHD+, relación de aspecto 18:9 y Gorilla Glass 3 439 ppp. El Nokia 5.1 huye del notch y apuesta por los marcos tanto inferior como superior. Tiene buen rendimiento tanto de noche como a plena luz de día. Los ángulos de visión son buenos y el nivel de saturación y contraste es correcto, lo que hace sencillamente aceptable para el público meta que espera chatear y usar sus redes con comodidad.
La cámara y trasera y delantera tienen 16 megapíxeles con detección automática de escenas e incluye flash LED, y 8 megapíxeles con angular de 84,6 grados respectivamente. Su aplicación es sencilla, sin embargo las funcionalidades que permiten son standard y no convence a la mayoría.

Rendimiento y almacenamiento

Cuando de trabajar se trata, es mediadamente aceptable puesto que possee 2GB de memoria RAM, 16 GB de almacenamiento interno y un procesador MediaTek Helio P18. En multitarea puede demorar al abrir aplicaciones en reposo o cuando se usan diferentes al mismo tiempo.

El almacenamiento es de 16 a 32 GB, ampliables con tarjeta microSD hasta 128 GB. En un principio resulta insuficienteen contraste con la cantidad de apps utilizables en el dispositivo.

Software

Funciona con Android One, 8.0 Oreo, un sistema operativo funcional y eficiente. La interfaz es limpia, no tiene bloatware y los únicos añadidos que HMD Global ha metido han sido la aplicación de cámara. Incluye de fábrica aplicaciones básicas para un dispositivo completo como Google Chrome, Google Play, Google Fotos, GMail, y otras de la suite.

El dispositivo es potenciado por una batería de 2.970 mAh, sin carga rápida aunado a un procesador deficiente energeticamente hablando, lo que perjudica las bondades en cuanto a software que posee. De acuerdo a la experiencias de los usuarios, demora unos dos horas y media en completar la carga desde cero y al usarse con exigencia a lo largo del día se agota con rapidez.
Es un smartphone que pueden conseguirse en tiendas o en línea por unos US$220 con una conectividad óptima cuyas características incluyen red 4G/LTE Cat 4, GPS/AGPS/GLONASS y Bluetooth 4.2. Funciona bien en la navegación de datos celulares o WiFi.
Existe en negro o azul, con otros beneficios como el lector de huellas en nla parte trasera y dual SIM.
Podemos concluir que es un dispositivo en cuanto a rendimiento, acorde a su gama. Queda a deber cuando de hardware se trata y posee beneficios de software que son perjudicados por las deficiencias en el diseño. Aunque el diseño aerodinámico con bordes suavizados mejore la estética que Nokia mantiene, es un móvil básico que puede ser superado por otras opciones en el mercado a un mejor precio.