Lawrence Jones (*)

El Gobierno Británico se reunió este lunes para crear la propuesta de presupuesto 2019, que deberá pasar ahora al parlamento para su aprobación, y luego, una vez definida la posición Británica ante el Brexit, podrá ser aprobado.

En dicha propuesta se plantea la creación de un impuestos de servicio digitales los cuales se se incrementarían al menos a 400 millones de libras al año (más de 500 millones de dólares) que deberán cancelar plataformas digitales como Amazon, Facebook y Google.

De acuerdo a Lawrence, es tiempo para esta tomar acción. Aquí su comentario:

“El canciller (Philip Hammond) habla del trabajo duro de los británicos, pero el arduo trabajo de nuestra empresas y trabajadores es completamente socavado cuando perdemos billones de libras en ingresos fiscales por la posición dominannte de los gigantes tecnológicos de los Estados Unidos.

Es tiempo de tomar acción sobre la penosa cantidad de impuestos pagados por los likes de Facebook, Amazon y Google, por lo que felicito al canciller por dar este primer paso.

Si todas las empresas de Reino Unido se aprovecharan las normas fiscales que se aplican a las empresas off-shore, el país colapsaría. Es el empresario pagador de impuestos el que sostiene a esta nación y es hora de que los gigantes tecnológicos paguen su parte.

Como lideres empresarios tenemos la responsabilidad de devolver al país y nutrir a la comunidad que nos rodea. Veo el auge de la industria tecnológica y me siento orgulloso de la forma en la que podemos contribuir, pero tiene que ser un campo de juegos nivelado si queremos alcanzar el sólido futuro digital que Hammond quiere ver”.

Para leer más ingrese aquí

 

(*)  Lawrence Jones MBE es fundador y CEO de la firma de tecnologia en la nube UKFast