El alcance de la alternativa de Rusia al sistema de mensajería internacional SWIFT ha crecido a un ritmo récord este año, dijo el viernes el banco central, mientras Moscú intensifica los esfuerzos para resolver las deficiencias financieras provocadas por las sanciones.

Las amplias sanciones occidentales a muchos de los principales bancos de Rusia tras el envío de decenas de miles de tropas rusas a Ucrania han limitado gravemente el acceso de los prestamistas al sistema financiero mundial. SWIFT respalda las transacciones financieras a nivel mundial.

Alla Bakina, directora del departamento del sistema de pago nacional del banco central, dijo que 50 nuevas entidades se han unido al sistema alternativo de Rusia este año, elevando el número total a 440, de las cuales más de 100 son no residentes.

«El Sistema de Transferencia de Mensajes Financieros ha mostrado expansión este año porque se han sumado más participantes extranjeros», dijo Bakina en un foro bancario en Kazan.

«Más participantes se unieron al SPFS en la primera mitad del año que en todos los años anteriores de existencia del sistema», dijo.

El banco central no divulga la lista de países cuyas instituciones se han unido al SPFS, dijo Bakina.

Algunos bancos en Rusia, incluidas las unidades de algunas instituciones financieras extranjeras bloqueadas por las leyes recientes del Kremlin, todavía tienen acceso a SWIFT y pueden procesar pagos con destino al extranjero.

Más de 11.000 instituciones financieras en más de 200 países y territorios utilizan SWIFT.

Las sanciones han incrementado el uso del SPFS y la emisión de tarjetas bancarias Mir, la alternativa de Rusia a Visa  y Mastercard, empresas que suspendieron operaciones en Rusia y sus tarjetas emitidas en Rusia dejaron de funcionar en el extranjero.

Bakina dijo que un tercio de todas las tarjetas bancarias en Rusia ahora son tarjetas Mir.

Pero Mir, que significa ‘mundo’ o ‘paz’ en ruso, se enfrenta a vientos en contra en el extranjero. Los bancos de los llamados países «amigos» (Turquía, Kazajstán, Vietnam y Uzbekistán) han detenido las transacciones de Mir después de la última ronda de sanciones de Estados Unidos.

Washington incluyó al jefe del Sistema Nacional de Pagos con Tarjeta (NSPK), Vladimir Komlev, en su lista de sanciones, lo que provocó que algunos bancos extranjeros retiraran su apoyo.

Cuba, Corea del Sur y un puñado de ex repúblicas soviéticas han permitido el uso de tarjetas Mir, pero Komlev dijo el jueves que la NSPK había dejado de divulgar la lista de países donde se aceptan las tarjetas.

Con Reuters