El servicio en la nube Amazon Web Services anunció este lunes que ha cerrado la infraestructura y las cuentas vinculadas al proveedor de vigilancia israelí NSO Group, creadora del software Pegasus.

Pegasus es el software destinado a perseguir terroristas y criminales, pero una investigación reveló que se ha estado utilizando para espiar a más de 50.000 teléfonos inteligentes en 50 países pertenecientes un grupo de periodistas, activistas, ejecutivos de empresas, políticos, entre otras personalidades, según un informe publicado el domingo.

“Cuando nos enteramos de esta actividad, actuamos rápidamente para cerrar la infraestructura y las cuentas relevantes”, indicó un portavoz de AWS a Motherboard.

Arabia Saudí, Marruecos, México, Hungría, la India y Azerbaiyán figuran entre los países que habrían recurrido a esta práctica, según los autores de la investigación de un consorcio de medios internacionales, coordinados por la organización francesa Forbidden Stories y con apoyo técnico de Amnistía Internacional.