Para nadie es un secreto que junto a Apple o Facebook, Amazon es una de las compañías más sólidas y con mayor crecimiento de los últimos tiempos, un desarrollo no solo comercial sino de un rotundo éxito financiero que la colocan entre los líderes corporativos a nivel global.

Tal fortaleza parece no disminuir con el paso del tiempo y más bien sucede lo contrario. Este 2018 ha sido muy lucrativo para el gigante del comercio electrónico, que ve reflejada su solidez con rendimientos más que destacados en el plano bursatil, tal como ocurrió el martes cuando volvió a apuntarse un logro al conseguir, al menos durante algunas horas, una capitalización que llegó al billón de dólares.

De esta forma, Amazon.com Inc se convirtió apenas en el segundo miembro estadounidense del histórico club, después de que el precio de sus acciones se duplicó en 15 meses.

La acción del gigante del comercio que lidera Jeff Bezos superó este martes la barrera de los 2.000 dólares y se cotizaba al cierre de la sesión del Nasdaq a 2.039,51 dólares, tras subir un 1,33 %, si bien llegó a subir durante la jornada cerca del 2 %.

Al final se quedó muy cerca (era necesario cerrar a 2.050 dólares la acción), con un valor final en bolsa de más de 981.000 millones de dólares, si bien superó el billón de dólares durante la jornada bursátil.

Apple había sido la primera compañía que había alcanzado la icónica cifra el 2 de agosto.

Sin embargo, la compañía californiana no fue la primera empresa del mundo en alcanzar el billón de dólares en el mercado, pues en 2007 la petrolera pública china PetroChina ya lo hizo brevemente en la Bolsa de Shanghái.

Crecimiento superlativo

Si el precio de los papeles de la mayor minorista mundial por internet sigue con su ritmo reciente, es probable que solo sea cuestión de tiempo para que el marketplace eclipse a la del fabricante del iPhone.

Apple necesitó casi 38 años de cotización en bolsa para alcanzar el hito del billón de dólares, mientras que Amazon llegó en solo 21. Aunque el iPhone y el resto de dispositivos siguen siendo populares y sus ingresos crecen, no tiene el explosivo ritmo de incremento de ventas de Amazon.

Los inversores se han visto impresionados por la exitosa diversificación de negocios que ha hecho Amazon en virtualmente cada rincón de la industria minorista, alterando la manera en que los consumidores adquieren sus productos y aumentando la presión sobre las tiendas físicas.

También ofrece servicios de emisión de video en internet y compró al supermercado de alta gama Whole Foods. Asimismo, su servicio de computación en la nube para compañías se ha convertido en un importante motor de ganancias e ingresos.

Apple empezó a cotizar en diciembre de 1980, pero sus papeles no lograron tomar vuelo realmente durante 25 años, hasta el lanzamiento del iPhone, el rupturista dispositivo que dejó atrás a sus competidores.

Pór su parte, Amazon, que fue fundado en 1994 como un minorista de venta de libros en el garaje de su presidente ejecutivo, Jeff Bezos, comenzó a cotizar el 15 de mayo de 1997, a 1,50 dólares, en una base ajustada. Para octubre de 2009 había llegado a 100 dólares y la acción alcanzó los 1.000 dólares por vez primera el 30 de mayo de 2017, manteniéndose por encima de ese nivel desde el 27 de octubre de 2017.

Apenas 10 meses más tarde, el 30 de agosto, los títulos de Amazon superaron los 2.000 dólares, a solo 50 dólares de lograr un valor de mercado de 1 billón de dólares. Este hito ocurrió apenas un mes después de perforar el umbral de valoración de los 900.000 millones de dólares.

En su última cotización, las acciones de Amazon subían un 1,1 por ciento, a 2.035,69 dólares, un poco por debajo del nivel histórico de 2.050,2677 dólares. En lo que va de año, Amazon ha trepado un 74 por ciento, comparado con el 34,7 por ciento aproximadamente de Apple.