La empresa estadounidense Amazon está reconsiderando su plan de abrir una nueva sede en Nueva York ante la oposición de políticos locales, informó este viernes el diario The Washington Post.

El rotativo, que cita a dos personas familiarizadas con el tema, detalló que la compañía de ventas por internet, aún no ha alquilado o comprado un espacio para el proyecto, lo que, según el medio, le haría fácil retirarse del compromiso.

En noviembre pasado, Amazon anunció su intención de inaugurar dos nuevas sedes en los estados de Nueva York y Virginia, en las que creará más de 50.000 puestos de trabajo e invertirá 5.000 millones de dólares.

La empresa tecnológica también apuntó que desarrollará un centro de operaciones y logístico de menor tamaño en Nashville (capital del estado de Tennessee), donde trabajarán otras 5.000 personas

The Washington Post, diario perteneciente al fundador de Amazon, Jeff Bezos, agregó que ejecutivos de la compañía con sede en Seattle han mantenido discusiones recientes para evaluar la situación en Nueva York y han explorado alternativas.

“La pregunta es si vale la pena (la iniciativa) si los políticos en Nueva York no quieren el proyecto, especialmente por la forma en que la gente de Virginia y Nashville ha sido tan acogedora”, dijo una de las fuentes familiarizada con los planes de Amazon, que habló bajo la condición del anonimato.

El periódico agregó que aunque Amazon no ha anunciado oficialmente que vaya a descartar Nueva York, es muy probable que intente usar la amenaza de abandonar el proyecto para presionar a los funcionarios en Nueva York.