Tras varios años de pruebas, Amazon inició su programa Prime Air la entrega de paquetes con drones hexagonales MK27-2 en dos localidades situadas en los estados de California y Texas, en Estados Unidos.

Amazon recibió la aprobación de la Administración Federal de Aviación en agosto de este año para poder utilizar estos dispositivos aéreos con estos propósitos en Estados Unidos, tal y como recuerda Ars Technica.

Este servicio, que no está disponible para todos los lugares en los que opera la compañía solo permite el envío de paquetes de un determinado tamaño y se pueden realizar estas entregas exclusivamente en casas con patios traseros que dispongan del espacio suficiente para que el dispositivo pueda aterrizar.

Para poder acceder a este servicio, los interesados deberán suscribirse a este servicio. Entonces, la empresa evaluará si es factible hacer las entregas de estos paquetes en sus hogares. Por el momento, Prime Air está operando en las poblaciones de Lockeford (California) y College Station (Texas), en Estados Unidos.

Concretamente, para las primeras entregas del programa Prime Air el gigante tecnológico utilizó MK27-2, un dron eléctrico capaz de entregar paquetes de un peso máximo de 1,5 kilogramos a los clientes en menos de una hora.

Los drones vuelan a los lugares de entrega y descienden en el patio trasero de los clientes, manteniéndose en el aire a una altura segura. Tras liberar el paquete, vuelven a emprender el vuelo.

Cabe recordar que Amazon presentó a primeros de noviembre su nuevo dron de reparto, MK30, un dispositivo que promete ser un 10 por ciento más ligero y un 25 por ciento menos ruidoso que su predecesor.

Al contrario que MK27-2, el nuevo modelo es capaz de identificar distancias y evitar de forma segura tanto objetos como aeronaves, personas, mascotas y otros obstáculos que se puedan interponer en el camino.

En el momento de su presentación, Amazon subrayó que estaba trabajando en un circuito de entregas y que esperaba poder entregar 500 millones de paquetes por drones anualmente a finales de esta década incluso en zonas muy pobladas, como Arizona o Seattle, también en Estados Unidos.

Fuente: Portaltic