Amazon ofreció compartir datos del mercado con vendedores y aumentar la visibilidad de los productos rivales en su plataforma, tratando de persuadir a los reguladores antimonopolio de la UE para que cierren sus investigaciones sin una multa a fines de el año, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

El minorista en línea más grande del mundo espera que sus concesiones eviten una posible multa de la Unión Europea que podría llegar al 10% de su facturación global, informó Reuters el año pasado.

En 2020, la Comisión Europea acusó a Amazon de usar su tamaño, poder y datos para impulsar sus propios productos y obtener una ventaja injusta sobre los comerciantes rivales que venden en su plataforma en línea.

También inició una investigación sobre el posible tratamiento preferencial de Amazon de sus propias ofertas minoristas y las de los vendedores del mercado que utilizan sus servicios de logística y entrega.

El proceso de Amazon para elegir qué minorista aparece en el «buy box» de su sitio web y cuál genera la mayor parte de sus ventas también fue el centro de atención.

Amazon ahora ha propuesto permitir que los vendedores accedan a algunos datos del mercado, mientras que su brazo comercial no podrá utilizar los datos del vendedor recopilados por su unidad minorista, dijeron las personas.

La compañía también creará una segunda caja de compra para productos rivales en caso de que aparezca un producto de Amazon en la primera caja de compra, dijeron las personas.

Se espera que el encargado de hacer cumplir la competencia de la UE busque comentarios de los rivales y usuarios en las próximas semanas, lo que podría conducir a ajustes en la propuesta y una decisión final para fin de año, dijeron las personas.

La Comisión y Amazon se negaron a comentar. La compañía había dicho anteriormente que no estaba de acuerdo con las afirmaciones del organismo de control y que representa menos del 1% del mercado minorista mundial.

Con Reuters