El gigante del comercio electrónico Amazon ha pedido ayuda a las empresas de redes sociales para que le ayuden a retirar reseñas falsas de los productos en su página de ventas online.

La compañía lleva tiempo luchando con los “malos actores” en este tema al cual le ha dedicado tiempo y esfuerzo con aplicación de técnicas y sistemas de aprendizaje automático avanzado para reducir a los cientos de grupos que se hacen pasar por clientes, marcas, cuentas de ventas, entre otros, para crear comentarios que dañen la reputación del artículo y/o fabricante.

“Algunos usan los servicios de redes sociales por su cuenta; en otros casos, contratan a un proveedor de servicios externo para que lleve a cabo esta actividad en su nombre ”, dijo Amazon en su blog.

Foto: Archivo

Sin embargo Amazon es consciente de lo poderoso que son las compañías de medios sociales para acabar con estas agrupaciones. En el primer trimestre de 2020, estas empresas pusieron fin a las prácticas indebidas de más de 300 grupos en un plazo aproximado de 45 días.

Pero con el paso de los meses las redes sociales han reforzado sus sistemas volviéndolos más efectivos. En el mismo período de este año, Amazon informó a los servicios de redes sociales sobre la presencia de más de 1.000 grupos y éstos tardaron unos cinco días en eliminarlos.

Por esta razón al gigante del comercio electrónico no le ha quedado de otra que pedir ayuda para acabar con este problema, que de no atacarlo a tiempo puede convertirse en un mal mayor para Amazon.