El gigante estadounidense Amazon anunció este martes su expansión en Brasil, donde pasará de vender sólo libros a ofrecer más de 20 millones de artículos de 15 categorías distintas, como cocina, electrónica e informática.

Hasta ahora, la empresa multinacional sólo vendía de manera directa libros, tanto físicos como electrónicos, y su portal en Brasil servía de canal a terceros para el resto de productos, pero a partir de este martes la compañía ofrecerá tanto artículos propios como ajenos en su página web.

Lo hará en las 11 categorías que ya existían en el portal -hasta ahora prácticamente tercerizadas- y en cuatro nuevas, anunciadas también este martes a través de un comunicado: Bebés, Belleza, Cuidado personal y Juguetes.

Para asumir esta nueva oferta, el gigante del comercio electrónico informó sobre la apertura de un nuevo centro de distribución de 47.000 metros cuadrados en el municipio de Cajamar, noroeste de Sao Paulo, que tiene capacidad para albergar cerca de 120.000 productos en stock.

Con la inauguración del centro, está prevista la creación de cientos de puestos de trabajo, que se suman a los más de 1.400 empleos surgidos desde 2012, cuando Amazon llegó a Brasil, de acuerdo con la nota difundida por EFE.

Este gran almacén permitirá a la compañía propiedad de Jeff Bezos ofrecer entregas más rápidas y en mejores condiciones, por lo que la Amazon comunicó este martes el lanzamiento de envíos gratis para pedidos superiores a 149 reales (alrededor de 39 dólares) y la opción de entrega rápida para aquellos productos que salgan del centro ubicado en Sao Paulo.

La firma estadounidense llegó al país sudamericano en 2012 y comenzó a operar libros digitales de su propia marca y después 24 meses, se expandió para iniciar la venta de libros físicos.