El empresa de comercio por internet Amazon anunció este lunes la expansión de su programa Delivery Service Partner (Socio de servicio de entrega), con incentivos para que sus empleados creen su propia compañía de mensajería y su vez distribuyan los paquetes de Amazon.

A corto plazo, todos los socios de entrega de la firma propiedad de Jeff Bezos se beneficiarán de los planes de Amazon de invertir 800 millones de dólares para hacer que el envío en un día sea el nuevo valor predeterminado del servicio Prime.

Este incentivo financiará los costos de inicio de las nuevas compañías en hasta 10.000 dólares, así como el equivalente a tres meses del último salario bruto del empleado para que puedan hacer que sus nuevas empresas de mensajería arranquen fácilmente.

“Recibimos un interés abrumador de decenas de miles de personas que solicitaron ser parte del programa, incluidos muchos empleados”, dijo el vicepresidente de operaciones mundiales de Amazon, Dave Clark.

“Hemos tenido problemas con la transición, pero ahora tenemos un camino para aquellos empleados con ganas de una oportunidad para ser dueños de sus propios negocios”, agregó Clark.

El empleado, que deberá dejar su trabajo en Amazon para desarrollar su negocio, tendrá la garantía de un volumen de entrega constante del gigante del comercio electrónico y acceso a la tecnología de la compañía.

También se le facilitará capacitación práctica y descuentos en un conjunto de activos y servicios, incluyendo vehículos comerciales personalizadas con la marca Amazon, uniformes, gasolina y un seguro integral.

El gigante estadounidense anunció que la expansión de su programa incluye, además de a Estados Unidos, al Reino Unido y España.

Desde el lanzamiento del programa en junio del año pasado, Amazon ha permitido la creación de más de 200 nuevas pequeñas empresas que a su vez han contratado a miles de choferes locales.

La noticia ocurre en un momento en que la compañía del comercio por internet está aumentando la automatización en sus almacenes, lo que podría significar algunos despidos.

Para Amazon, lo que está invirtiendo hoy para ayudar a los empleados en la transición a sus nuevos negocios podría recuperarse con el tiempo, ya que la firma de Bezos recorta su dependencia de las compañías de transporte como UPS y FedEx.