Funcionarios de Amazon se reunieron la semana pasada con sus pares chilenos para indagar más detalles sobre un proyecto de impuesto especial con el que el país sudamerican busca gravar a servicios digitales ofrecidos desde el extranjero, informó Reuters este jueves citando a una fuente con conocimiento del tema.

El jefe de política pública para América Latina del gigante estadounidense, Reuben Smith-Vaughan, acompañado de dos ejecutivos del área tributaria de la compañía y abogados chilenos, sostuvieron un encuentro con el coordinador del área tributaria, Manuel Alcalde, y el jefe de gabinete de la subsecretaría del Ministerio de Hacienda, Cristóbal Peña.

La reunión se llevó a cabo semanas después de que el gobierno enviara una reforma tributaria al Congreso, justo cuando Amazon y Amazon Web Services estudian posibles inversiones en Chile.

El proyecto tributario contempla un impuesto del 10 por ciento a los servicios digitales que presten plataformas extranjeras y que se utilicen en la nación sudamericana.

Según la fuente, la compañía manifestó que “era muy importante conocer y cumplir en todos los países en que operan con la tributación local y por eso mismo era muy relevante saber como se había generado este impuesto, como operaría en la práctica”.

“Porque la veían como una experiencia única”, agregó.

Esta es la cuarta vez que ejecutivos de la empresa norteamericana, entre ellos el director de Amazon, Jeff Bezos, se reúnen con representantes del gobierno, incluido el presidente Sebastián Piñera, en una señal del interés que habría por extender sus operaciones en Chile.

En el encuentro de la semana pasada, Amazon expresó su deseo de transmitir la experiencia tributaria de las distintas jurisdicciones en las que operan, junto con las fórmulas y modelos financieros aplicados para este impuesto.

El gigante estadounidense explicó que conocían “la realidad de la aplicación de este impuesto en Argentina, el cual, con otra estructura, estaba generando algunas complicaciones prácticas”, indicó la fuente. La compañía “quería entender la fórmula de cómo se realizaría la retención (impositiva en Chile)”, agregó.

Argentina implementó hace poco un impuesto al valor agregado a servicios de Internet que estén radicados fuera del país.

En la reunión, Amazon también manifestó su interés en saber si otras empresas del sector o emisores de tarjetas de crédito habían planteado sus inquietudes sobre los alcances de este tributo especial.

Desde el gobierno explicaron a la firma estadounidense que están abiertos a seguir escuchando puntos de vista y avanzar en la discusión del proyecto en el Congreso.