El gigante Amazon reveló una serie de innovaciones para su asistente de voz Alexa con las que busca hacerlo más imprescindible en la vida cotidiana.

La oferta de nuevos productos demuestra cómo el mayor minorista en línea del mundo está trabajando para volver omnipresente su asistente operado por voz Alexa, que controla los dispositivos Echo. La compañía está intentando que Alexa se convierta en una plataforma dominante como Windows de Microsoft.

En un evento en Seattle, Amazon anunció versiones actualizadas de sus Echo Show, Echo Dot y Echo Plus, así como nuevos dispositivos como un horno a microondas y un reloj de pared controlados por voz. El nuevo Echo Auto está pensado para colocar en el automóvil y darle órdenes mientras se conduce.

Los nuevos productos subrayan una diferencia estratégica respecto a Google y Apple, que hasta ahora han lanzado menos dispositivos mientras Amazon ha presentado varios diferentes para diversos propósitos.

El grupo estadounidense también presentó una innovación llamada “Alexa Hunches” (las intuiciones de Alexa), que analiza los gestos cotidianos y alerta en caso de cambios.

Así, puede suceder que uno le dé las buenas noches a Alexa, y que al escucharle responda: “La luz del porche se ha quedado encendida. ¿Debería apagarse?”.

Amazon incluso trabaja para darle a Alexa una “personalidad”, al atribuirle “gustos”, por ejemplo, acerca de una marca de cerveza o una mascota.

Además, el oído del asistente de voz también se hace más sensible y, en el futuro, podrá entender susurros. Y responder a en voz baja.

Amazon está apostando claramente por un desarrollo exponencial de los asistentes de voz, cuyas ventas permanecen muy por debajo de las de los teléfonos inteligentes y cuyos usos aún son limitados.

Igualmente, Amazon anunció un acuerdo con Lenovo por el que se unen para integrar Alexa a la línea de soluciones de tabletas Lenovo Smart Tab.

Los nuevos dispositivos Lenovo Smart Tab, que se lanzarán a finales de 2018, contarán con la integración de Deep Amazon Alexa, que ofrecerá experiencias inmersivas a través del modo ‘Show Mode’, que ofrecerá más experiencias visuales con Amazon Alexa para mejorar la forma en la que los usuarios interactúan con su música y controlan sus dispositivos domésticos.

Según la consultora eMarketer, citada por Bloomberg, en 2018 cerca de dos tercios de los usuarios de altavoces conectados en Estados Unidos utilizarán Echo. Google Home, su gran competidor junto con Apple, seducirá a no más del 30% de los usuarios.

Alexa podrá, por ejemplo, encargarse de la seguridad de la casa: su dueño recibirá un aviso si se rompe una ventana, y lo alertará en caso de intoxicación con humo o dióxido de carbono.